dimarts, 4 d’octubre de 2011

Discurs inaugural davant del X Comitè Sectorial de Polítiques Socials de la UCCI

Discurs adreçat als representants de 14 ciutats iberoamericanes en el marc de la inauguració del X Comitè Sectorial de Polítiques Socials de la UCCI aquest dimarts 4 d'octubre al Centre de Congressos d'Andorra la Vella.

Molt Il·lustres i Honorables autoritats,
Excel·lentíssim Senyor Ambaixador,
Senyor Director General de la Secretaria General de la UCCI,
Sra. Subdirectora de Programes i Activitats de la Secretaria General,

Senyores i Senyors,

Bon dia a tots i gràcies per haver acceptat la nostra invitació.

En primer lugar debo agradecer la presencia i la asistencia en este encuentro del X Comité Sectorial de Políticas Sociales de la Unión de Ciudades Capitales Iberoamericanas, que tendrá lugar estos días en Andorra la Vella, a los representantes de las ciudades de Asunción, Buenos Aires, Guatemala, Lima, Madrid, México DF, Montevideo, San José de Costa Rica, San Salvador, Sao Paulo, Sucre i Tegucigalpa.
También expresar en nombre propio y en nombre de la Corporación del Honorable Comú de Andorra la Vella, que tengo el honor de presidir, nuestro saludo de bienvenida a la capital del Principado de Andorra, donde esperamos que pasen unos días agradables, en paralelo a las jornadas de trabajo que se desarrollarán en las instalaciones de nuestro Centro de Congresos.

Para Andorra la Vella y para el conjunto del país, es un honor acogerles y recibirles para poder, conjuntamente, discutir y enriquecernos mutuamente sobre un tema de tan cabal importancia como es el de las políticas sociales.

En estos días, el intercambio de experiencias y la comunicación directa entre representantes de múltiples ciudades nos servirán para fortalecer nuestras acciones y proyectos, todos encaminados a mejorar la atención a las personas, a los colectivos, más desfavorecidos de nuestras sociedades.
Este evento, que inauguramos en este momento, es realmente la demostración de un tipo de globalización bien entendida.

Lo es, porque podemos confrontar la realidad del día a día y de las problemáticas que se plantean en lugares, ciudades y países dispersos, pero unidos a favor de la consecución de mejoras en la atención y la ayuda a los sectores de las poblaciones que más necesitan la aplicación de políticas de solidaridad, efectivas y eficientes en los resultados.

Argentinos, bolivianos, brasileños, costarricenses, españoles, guatemaltecos, hondureños, mejicanos, paraguayos, peruanos, salvadoreños, uruguayos i andorranos, unidos por unos días con el afán de conseguir un mundo mejor para todos y vislumbrar un futuro prometedor de justicia social para las nuevas generaciones.

La crisis mundial que padecemos no debería ni debe, de ninguna manera, afectar a los pilares del Estado del Bienestar que hemos construido poco a poco y con tanta tenacidad, con firmeza y convencimiento.

La sanidad y la educación deben seguir siendo los ejes en los cuales nunca sobrará nuestra dedicación.
Tienen que ser la base imprescindible de los cimientos de nuestras políticas sociales comunes.

Desde todos los niveles de responsabilidad que asumimos, debemos actuar directamente en la implementación de servicios plenos a la ciudadanía y no tan sólo en el marco de nuestras administraciones, sino influyendo a la práctica ante administraciones superiores, para no permitir recortes en detrimento de los estratos de población más necesitados.

El Estado del Bienestar es una consecución capital y el resultado de años, de decenios, de lucha incansable que no podemos permitirnos dejar debilitarse.

Los gobiernos nacionales, territoriales y locales están al servicio exclusivo del ciudadano. Así lo entendemos y así ha de ser. Pero vemos con cierto pavor y sorpresa, cómo en algunos lugares se aplican recortes en servicios sociales esenciales.

¡No es de justicia que quieran solucionar desequilibrios financieros y déficits presupuestarios en perjuicio de los derechos adquiridos y de las políticas de solidaridad… !


Los responsables políticos tenemos la obligación de saber escoger los ámbitos de actuación y priorizar lo que es prioritario, tal cómo lo es en política general, y no aplicar recortes incomprensibles que afectarán exclusivamente o mayormente a los colectivos más vulnerables.

Debemos esforzarnos y hacer sentir nuestra voz para evitar que se produzca una degradación en el servicio al usuario y para mantener con plenitud todas las ayudas imprescindibles dirigidas a los que realmente las necesitan. Es un derecho inalienable de la condición de ciudadano.

Es inconcebible que pudiéramos aceptar pasivamente la degradación de la calidad de los servicios que forman parte del bienestar de la personas.

Se debe mantener y ampliar, si posible, el marco general de prestaciones, servicios y atenciones directas al ciudadano, racionalizando la organización y el aprovechamiento de los recursos humanos disponibles.

En Andorra la Vella, pese a la mala situación económica que hemos vivido en estos últimos 4 años, hemos priorizado y reforzado la aplicación de nuestras políticas sociales, sumando inversiones imprescindibles dirigidas al colectivo de la tercera edad i a los más jóvenes, principalmente.
Lo hemos hecho por convencimiento y con firmeza.

Y es con orgullo que podemos presentar nuestro balance de mandato. Los hechos y las obras demuestran fehacientemente la realidad.

Una realidad que hace que nadie, en nuestro territorio, se pueda sentir discriminado o desatendido, ya que siempre hemos trabajado para aplicar el ideario que nos inspira y que se basa en el servicio a la persona y en el proyecto la cohesión social.

La crisis no puede ser pretexto ni motivo de afectación de las más básicas atenciones ciudadanas, al contrario!

Creemos que el progreso real en sociedad es aquel que se apoya en valores de solidaridad y que consigue más felicidad individual.

Así, la celebración de los trabajos de la X Comité Sectorial de Políticas Sociales de la UCCI es una ocasión excepcional, que nos brinda la posibilidad y la oportunidad de profundizar en la coordinación y en el intercambio positivo de experiencias.

Espero que estos trabajos que ustedes compartirán, sean fructíferos en beneficio de todas las sociedades y pueblos del mundo.

¡Sean bienvenidos a Andorra la Vella!

Gràcies a tots per la seva atenció.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada